Transporte en Amsterdam - Viajar Amsterdam con niños

¿Qué hacer en Ámsterdam con niños?

Te contamos 5 planes para disfrutar de Ámsterdam con niños y un montón de ideas de tiendas, donde comer y mejores pases de transporte para familias en Amsterdam y así aprovechar al máximo una escapada a Amsterdam en familia.

Ya se para una escapada de fin de semana en Ámsterdam o un viaje algo más largo de 4 días o una semana (sí, hay un montón de cosas para hacer con niños en Ámsterdam y alrededores durante una semana).

¿Por qué ir a Ámsterdam con niños?

Con sus canales pintorescos, edificios de colores, miles de bicicletas y sus parques verdes, Ámsterdam es una ciudad fácil, segura y accesible para ir con los niños de todas las edades.

Además, hay muchas actividades educativas y divertidas para hacer con los niños, como visitar el Museo NEMO Science Center, el Museo Marítimo Scheepvaartmuseum, la casa de Anne Frank, el museo de Van Gogh o la tienda museo de Sam y Julia (sí, los personajes de los libros infantiles).

¿Cómo llegar a Ámsterdam?

Hay numerosos vuelos directos desde muchas ciudades españoles que vuelan directos a Ámsterdam entre 2 y 3 horas. En fechas turísticas que las familias estamos de vacaciones, los vuelos suben con frecuencia de precio, lo mejor es reservar lo antes posible.

El aeropuerto de Schiphol está bastante próximo a la ciudad de Ámsterdam, así que el desplazamiento en tren hasta Ámsterdam Central Station no serán más de 20 minutos (cuesta unos 5 € adultos y 2,50 € niños de 4 a 11 años).

También se puede llegar a Ámsterdam directamente en tren y autobús desde muchas ciudades europeas. Esta ruta ya requiere de algún día adicional, pero si se quiere combinar con alguna parada en París, Bruselas o Londres, también es una buena opción de lo más sostenible.

¿Invierno, Semana Santa o verano en Amsterdam con niños?

¿Cuál es la mejor época del año para visitar Ámsterdam con niños? Pues todas son buenas al no ser una ciudad de clima extremo.

Una buena época es Semana Santa o verano, ya que las temperaturas son agradables y hay muchas actividades al aire libre y eventos para disfrutar.

En la primavera en Ámsterdam, los tulipanes están en flor y hay varios festivales de los tulipanes que pueden ser divertidos para toda la familia.

En el verano en Ámsterdam, hay muchas actividades al aire libre, como alquilar bicicletas y explorar los canales, y también hay varios parques donde los niños pueden jugar.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que Ámsterdam recibe mucho turismo en verano, por lo que es posible que haya muchas personas en los puntos turísticos más populares.

Y por supuesto, Navidad y Fin de Año son otras fechas muy recomendables. Aunque haya más lluvia y frío, la ciudad está preciosa.

5 lugares imprescindibles a visitar en Amsterdam con niños

Ya tienes fechas, billetes de avión y alojamiento pero, ¿qué hacer con niños en Ámsterdam? Lo bueno es que hay un montón de actividades, es una ciudad muy amigable para disfrutar con niños de todas las edades.

Museo NEMO Science Center

Si hay un lugar imprescindible que recomendamos visitar con niños, ese es el Museo de la ciencia Nemo., el museo con forma de barco.

Nemo es un museo enorme, colorido, interactivo donde los niños y adultos pueden aprender sobre ciencia, tecnología, innovación, el cuerpo humano, la energía, el poder del agua, las emociones, luchar contra las fuerzas de la naturaleza… Un museo para aprender, tocar y experimentar de una manera divertida. Todo el museo tiene la información en holandés e inglés.

Además de todas las zonas de actividades toca-toca, también los niños pueden experimentar en un laboratorio (donde toda la familia se pondrá una bata blanca) y hacer experimentos, ver como accionan un circuito gigante o participar en una actividad en directo sobre magia y ciencia.

Recomendamos el día de la visita, consultar horarios de las actividades para así poder participar en todas que sean de vuestro interés. La presentación y explicación de estas actividades suelen hacer un mix entre holandés e inglés, así que es fácil participar y disfrutarlas.

En la última planta está el restaurante y la terraza. Puedes comer allí o subir y llevar tu propio pícnic.

La terraza del piso superior es increíble y con vistas espectaculares, también para comer si el tiempo acompaña (y una zona adicional de experimentación y juegos). Es posible no visitar el museo, pero si subir a la terraza, se accede por xx

La entrada al museo no es económica, algo menos de 18 € por persona. Mismo precio adultos y niños a partir de 4 años. Descuento para estudiantes universitarios o con la tarjeta joven europea. Esta atracción está incluida en la Amsterdam Card.

Imprescindible reservar entradas con antelación, ya que suelen agotarse en Navidad y vacaciones escolares. Si podéis, comprar las entradas para las 10:00, que es el primer turno de acceso al museo. A medida que avanza el día, cada vez hay más niños corriendo y experimentando por el museo.

Museo Marítimo Het Scheepvaart Museum

El museo Het Scheepvaartmuseum ofrece una visión única de la historia marítima de Amsterdam y de Holanda. Y es divertidísimo con niños.

Fuimos a este museo por recomendación de la guía de un tour gratis en Ámsterdam. Y fue todo un acierto. Mis hijos disfrutaron tanto con las curiosidades sobre la navegación, una exposición sobre ballenas muy interactiva, objetos de navegación o mapas, o ver el antiguo yate de la familia real.

La atracción estrella es cuando suben al Ámsterdam, una réplica de un barco del siglo XVIII que navegó entre los Países Bajos y las Índias Orientales, con final no muy afortunado. Niños y adultos pueden experimentar cómo era la vida en el barco y, las bodegas, se han convertido en una sala de juegos/investigación/escalada/parkour. Nos costó sacar a los niños de allí.

A este museo se le dedican tranquilamente unas 3-4 horas.

Los molinos de Zaanse Schans

Zaanse Schans es un pueblo histórico donde trasladaron varios molinos de viento de la zona. Además, hay todo tipo de casas típicas holandesas y talleres artesanales. Este increíble pueblo sacado de un cuento, es muy fácilmente accesible en transporte público.

Desde la estación central de Amsterdam se llega en 15 minutos en un tren directo. Después hay que caminar 10-15 minutos hasta la zona de los molinos, pero está muy indicado todo el trayecto.

Además de poder visitar los diferentes molinos (uno de ellos es gratuita la entrada, el resto de pago) también hay todo de tiendas-museos para conocer los oficios tradicionales como queso, panadería, zuecos….

Recomendamos no perderse la experiencia de ver cómo fabrican un zueco a la forma artesanal, así como la exposición sobre usos y tipos de zuecos. Y si os va el queso, no saltarse por nada del mundo la tienda-museo Catharina Hoeve.

Nosotros visitamos Zaanse Schans un día lluvioso de invierno y estuvimos toda una mañana. En verano tiene que ser maravilloso para perderse por los caminos, llevar un pícnic y pasar todo el día.

Vondelpark: el pulmón verde de Amsterdam

Ámsterdam cuenta con muchos parques como el Vondelpark o Amstelpark donde los niños pueden disfrutar de sus juegos infantiles y de la naturaleza.

En días de lluvia y frío dan algo más de pereza visitarlos (por eso de que se mojen, ensucien y no llevar recambios de muda para el resto del día), pero en verano o días soleados de Semana Santa, son un planazo imprescindible.

Vondelpark es el parque más céntrico y uno de los mejores parques de Ámsterdam para alquilar bicicletas.

Nosotros no nos atrevemos a ir en bicicleta con niños por las calles de Amsterdam (van muy acelerados); pero pasear por los parques es otra historia. Es posible visitarlo el día que os acerqueis a la zona de los museos de Amsterdam.

Casa de Anna Frank

La casa museo de Anne Frank es un lugar emotivo y educativo para conocer la historia de la Segunda Guerra Mundial, como afecto a la comunidad judía y en concreto a Anne Frank y su familia, que vivieron escondidos en esta casa durante más de dos años junto con otras cuatro personas.

Una visita imprescindible para algunos y que no apetece a otros. Puede resultar una visita algo dura (para nosotros lo fue), así que valorar el interés y si la familia está preparada. Nuestro hijo mayor de 11 años conocía la historia, se había leído el libro, y le impactó bastante.

Imprescindible comprar las entradas de la casa de Anne Frank con antelación. En verano, Semana Santa y época navideña un mes antes ya no suelen quedar entradas disponibles.

Comer en Ámsterdam con niños

¿Qué comer en Ámsterdam con niños? Los Países Bajos no se caracterizan por una gran riqueza gastronómica (o nosotros no la hemos descubierto en nuestros viajes).

Ámsterdam no es una ciudad barata para comer si queréis servicio de mesa. Pero si encontraréis opciones para todo tipo de gustos y presupuestos.

Es posible probar algunos platos típicos, tanto tipo snacks como más elaborados. Como nos gusta mucho la comida, tenemos un artículo sobre qué probar en Ámsterdam y comidas baratas en Ámsterdam.

O donde ir para dejarse algo más de dinero probando un restaurante indonesio o los típicos platos holandeses ;).

Tiendas para visitar en Ámsterdam con niños

Hay varias tiendas que recomendamos ir con los niños:

  • Tienda museo La casa de los ratones de Sam y Julia. Están las reproducciones originales que aparecen en los libros. Un lugar increíble para visitar con aficionados a estos libros.
  • Lego Store: incluye construcciones típicas de los Países Bajos en piezas Lego.
  • Tiendas de queso: para probar los diferentes tipos de quesos holandeses.
  • De 9 Straatjes (las 9 calles). Es una zona encantadora con todo de tiendas independientes de todo tipo. Para los aficionados a juegos de mesa, recomendamos visitar la tienda The Gamekeeper.
  • The American Book Center y Waterstones, para los que tenéis mono de libros en inglés. Están casi una junto a la otra y son una delicia.

Mercadillos en Amsterdam con niños

Hay varios mercadillos interesantes en Ámsterdam, como el mercado de flores de Bloemenmarkt, donde los niños pueden ver todo tipo de flores, bulbos y plantas, el mercado de pulgas de Waterlooplein, donde pueden encontrar todo tipo de antigüedades y objetos curiosos y el mercado gastronómico de Albert Cuyp son 3 imprescindibles a visitar.

Tarjetas turísticas en Ámsterdam con niños

Hay varias tarjetas turísticas disponibles para visitar las atracciones de Ámsterdam, como la Amsterdam Card, que ofrece descuentos en museos y atracciones, y también tiene opciones más económicas para niños.

En Ámsterdam la mayoría de niños entran gratis en los museos de arte pero no en el resto. Para los adultos, no hay días gratis, como si sucede en otras ciudades como Nueva York.

No todas las tarjetas turísticas incluyen las mismas atracciones. Así que atentos a comprar la que realmente cubre aquello que queréis hacer.

Como siempre comentamos con cualquier tarjeta turística, te recomendamos hacer cálculos de las atracciones que queréis visitar y valorar si os salen a cuenta.

Transporte público en Ámsterdam con niños

El transporte público en Ámsterdam es muy eficiente y fácil de usar. Se compone principalmente de tranvías, autobuses y metro. Está operado por la empresa GVB (de la que os recomendamos instalar la app en el móvil).

El tranvía es el medio de transporte más popular en la ciudad y, aunque no el más rápido, si es muy divertido de subir con niños y además, mientras estás en el tranvía, vais viendo la ciudad.

Te dejamos un mapa en pdf de los transportes públicos de Ámsterdam con las atracciones más importantes marcadas.

Abonos y billetes transporte público Amsterdam

Hay opciones de boletos diarios, semanales, para grupos de hasta 5 personas por días o que incluyen los trenes de cercanías.

El transporte público de Ámsterdam funciona desde temprano hasta tarde en la noche y son muy frecuentes. Además, hay servicio de autobuses nocturnos.

Los billetes se pueden comprar en máquinas expendedoras, en las estaciones, a bordo de los vehículos (bus y tranvía) o llevarlos en la app.

Como este tema es amplio, tenemos un artículo completo sobre opciones de abonos y billetes para Ámsterdam y las excursiones a Volendam, Marken, Zaanse Schans o ciudades cercanas (Haarlem, La Haya…).

En bicicleta por Ámsterdam con niños

Si os gusta la bicicleta, Ámsterdam es una ciudad ideal para recorrerla en bicicleta y alquilarlas es fácil y flexible. Hay numerosas compañías que ofrecen el alquiler de bicicletas por días y horas.

Nosotros recomendamos alquilarlas para hacer rutas por los parques, en especial si se va con niños pequeños. Es fácil alquilarlas justo al lado del parque por un módico precio.

Conclusión Amsterdam con niños

Ámsterdam es una ciudad llena de historia, arte, cultura y diversión para toda la familia. Con sus canales pintorescos, sus bicicletas y sus parques verdes, Ámsterdam es un destino muy seguro y accesible para ir con niños (la mayor preocupación veréis es ir atento a las bicicletas).

Con un poco de planificación y siguiendo algunas de las ideas anteriores, creemos puedes crear unas vacaciones inolvidables para ti y tus hijos en Ámsterdam.

Publicaciones Similares