Nueva York con niños - Hacer un picnic en Central Park

Tiempo en Nueva York y que ropa llevar a los niños

El tiempo de Nueva York es muy cambiante. En un mismo día puedes tener diferencias de 10 o 15 grados. Mirar por la mañana por la ventana para ver que día hará y en función de esto vestir a la familia, no sirve. Como ya comentábamos en los errores típicos de viajar a Nueva York con niños. Consulta cada día en una aplicación el tiempo que hará.

Y entonces si es tan inestable, ¿qué ponemos en la maleta?

Siempre, unos días antes, mira la previsión e incluye un poco de todo, siempre siendo consciente de la estación del año en que viajas y que debes llevar ropa tanto para que toda la familia esté cómoda en exterior como en interior.

En este artículo nos centramos en el tiempo de cada estación. No tanto en la cantidad de prendas que recomendamos llevar.

Invierno en Nueva York con niños

Nueva York con niños - Patinar en Rockefeller Plaza en invierno

Nueva York en Navidad está preciosa, iluminada, decorada y es una experiencia increíble.

Muchas familias aprovechan la Navidad para viajar a Nueva York con niños. Aunque no es la época del año más fría, el tiempo cada vez es más impredecible, así que puedes enganchar días de bajas temperaturas o mucho viento. Y en enero y febrero sí que hace mucho mucho frío.

En la maleta es imprescindible incluir ropa térmica, un buen abrigo, guantes, gorro, bufanda, calcetines de los gorditos,… y, sobre todo, buen calzado impermeable, caliente y cómodo. En especial para los niños para que disfruten al máximo el viaje.

Tema calzado para niños y padres: nada de estrenar unas botas nuevas. Las botas ya las tienen que llevar usadas y adaptadas al pie.

Primavera en Nueva York con niños

Primavera no es sinónimo de sol y calor en Nueva York. En general, si vives en la zona del Mediterráneo, nada que ver su primavera con la nuestra. En Nueva York hace bastante más frío en primavera, en especial en marzo y abril.

Primavera es una estación poco habitual para ir a Nueva York con niños, excepto durante la Semana Santa, que la ciudad se pone a tope.

Si vas a Nueva York en Semana Santa con niños, prepara una maleta con ropa de bastante abrigo. Casi como si fueses en invierno y además el paraguas siempre a mano. En marzo puede nevar y hacer mucho frío. Y si tienes la suerte de tener un marzo o abril caluroso, siempre puedes quitarte ropa o no ponerte la ropa térmica.

Mayo es un mes genial para viajar a Nueva York con niños pequeños. El tiempo es en general más agradable, hoteles y vuelos están más económicos, las atracciones turísticas menos saturadas y lo vais a disfrutar un montón. Nosotros echamos de menos cuando podíamos viajar en mayo ;(

Los días soleados, la ciudad está preciosa, en especial cuando empieza a florecer todo. No dejes escapar los cerezos en flor por diferentes zonas de la ciudad. Mayo es un mes para vestir por capas: el mismo día puedes pasar de la manga corta al abrigo.

Verano en Nueva York con niños

Nueva York con niños - Hacer un picnic en Central Park

Si vas a Nueva York en verano, mucha hidratación, ropa ligera y fresca, pero al mismo tiempo bien protegido del sol con sombreros, gafas de sol y cremas solares. Las horas de máxima calor, mejor hacer actividades en interior o en espacios con sombra.

En verano hace calor, mucho calor y la humedad está disparada. No olvides el bañador y sandalias para que los niños puedan saltar en las fuentes de agua de Nueva York (o lo acabarán haciendo descalzos y en ropa interior) y una toalla de microfibra de secado rápido que no cuesta nada llevar en la mochila y que tanto sirve para secarse como para improvisar un pícnic.

En verano no hace falta mucha más ropa de abrigo que un pantalón largo de chándal o leggings, una camiseta de manga larga y la chaqueta ligera. Guárdala en la mochila o maleta de cabina para tenerla a mano.

El aire acondicionado de los establecimientos, museos y atracciones puede estar a tope. Como en el avión también hace frío y querrán una chaqueta, pues la misma prenda la podéis utilizar cuando ya estéis en Nueva York.

El calzado que sea cómodo y para caminar largas distancias. A veces vemos niñas y niños haciendo turismo con hawaianas. ¡¡No sé cómo les deben terminar los pies!!

Otoño en Nueva York

Una de las estaciones más bonitas para visitar Nueva York. Pero lo cierto es que muy pocos padres podemos permitirnos viajar con niños en otoño a Nueva York, ya que están en la escuela.

Pero si tienes niños de menos de 6 años, aprovecha otoño para viajar a Nueva York. Temperaturas moderadas (ropa de invierno y algún jersey más fino) y una ciudad que está preciosa.

Septiembre es un mes bastante cálido y los días todavía son largos. En octubre y noviembre los días son más cortos, pero hay grandes celebraciones como Halloween. La ciudad es muy divertida en esas fechas y Central Park está precioso.

Nos gusta mucho el otoño porque no hace tanto frío como en invierno (puedes vestir por capas) y la ciudad se está preparando para la Navidad y se respira un ambiente especial.

En diciembre, que la mayoría del mes oficialmente es otoño, ya hace frío, pero es una época genial para ver la ciudad decorada y con menos turistas que 3 semanas más tarde, en los días festivos de Navidad.

Te vas de viaje con niños, no de mudanza

Es fundamental hacer una lista y preparar la maleta con moderación y antelación. Los bebés sí que manchan más la ropa, pero a medida que crecen, con una muda al día tienen más que suficiente. Y a partir de los 6/8 años, tampoco se cambian cada día la parte de abajo.

Aunque no influye si hará calor o frío, es importante relajarse y organizarse al preparar la maleta para viajar con niños y pensar que no vas al desierto ni una zona remota, por lo que en Nueva York podrás encontrar cualquier cosa que puedas necesitar y te hayas olvidado en casa.

Tú sabes mejor que nadie lo que ensucian tus hijos en una semana de ropa en casa. Pues de viaje en Nueva York ensucian lo mismo y se cambian igual. Nosotros siempre preparamos la maleta para 1 semana. Y si estamos más días, llevamos la ropa a la lavandería.

Otra cosa fundamental para nosotros es llevar siempre ropa que se pueda mezclar y combinar con facilidad, partes de arriba y de abajo. Y siempre adaptado al tipo de viaje que haremos: si no pensamos ir a una comida de gala, pues nada de ropa elegante.

Para hacer una buena maleta se tienen que hacer muchas maletas. A medida que hemos ido preparando maletas para viajar con niños, hemos ido aprendiendo y mejorando. Si nos hemos quedado corto de algo, si sobra ropa, si un tipo de ropa no la llegan a utilizar, etc. Prestamos atención a estos detalles e incluso tomamos notas. Así, en el próximo viaje las podemos consultar.

Pide a tus hijos que colaboren en la preparación de la maleta para ir a Nueva York. Así escogerán su ropa favorita y sentirán que participan en la preparación del viaje.

Y si por lo que sea cambia el tiempo de forma brusca e inesperada y te engancha sin la ropa adecuada para ti o tus hijos, hay muchísimas tiendas donde comprar. ¡Qué no será por tiendas!

Con bebés a Nueva York: el tiempo

Consejo Nueva York con bebés
En Nueva York viven muchísimos bebés y niños pequeños, por lo que es sencillo encontrar todo lo que necesites, de pañales, ropa, leche en polvo, chupetes a medicamentos.

Tanto si lo llevas en portabebés como en el coche, disfrutaréis con bebés en cualquier estación del año.

Si estás planificando un viaje a Nueva York y tienes disponibilidad, nosotros con bebés intentaríamos evitar viajar durante temporada alta. Nos parece genial, final de primavera e inicio del otoño.

Si viajas a Nueva York en invierno con niños pequeños o bebés, van sentados en el cochecito, se mueven poco, así que mejor abrigarlos bien y no olvidarse el plástico de la lluvia.

Si os hace falta cochecito y no nieva, podéis ir con cualquiera, pero si os pasa como a nosotros y os cae la nevada de esta foto (fue en unas navidades), es mejor un cochecito con unas buenas ruedas o será casi inservible hasta que limpien las calles.

Nosotros tenemos un Baby Jogger City Mini y más o menos nos apañábamos. Hemos utilizado el mismo con los dos niños y estamos encantados del trote de aviones y viajes que ha aguantado.

Nueva-York-con-ninos-Calle-nevada-al-despertarse-en-un-apartamento-de-Brooklyn

En cuanto a ropa, al no moverse tanto del cochecito o ir junto a uno de vosotros en el portabebés, necesitan menos ropa en verano (y refrescarlos en los surtidores de agua) y más abrigo en invierno.

Los bebés tienen unas necesidades especiales de comida, cochecito, trona, medicamentos, maleta, etc. Por esta razón, hemos creado una sección por separado con toda la información imprescindible.

Publicaciones Similares