Viajar a Nueva York con niños - Fuegos artificales del 4 de julio

Fuegos artificiales del 4 de julio en Nueva York con niños

El 4 de julio es una fiesta americana que conmemora la declaración de independencia de Estados Unidos respecto de Gran Bretaña el 4 de julio de 1776.

Es una fiesta federal -en todos los estados- y, si estáis en New York, una cita ineludible para ver los fuegos artificiales más espectaculares de los Estados Unidos.

Gratis, hasta el día que encuentren la forma de codificar el cielo, y patrocinado por Macy’s, el gran centro comercial de la ciudad.

El espectáculo del 4 de julio

Lanzado desde cinco barcazas ubicadas en el East River, cada año es un espectáculo que cautiva a los espectadores con una visualización privilegiada en Manhattan, Queens y Brooklyn. Siempre se lanzan en el East River pero en zonas diferentes.

El último año, más de 48.000 fuegos artificiales acompañados de música, por un total de 25 minutos de salvapantallas en el cielo 😉 Además de la pirotécnica, había espectáculos musicales.

Los fuegos artificiales del 4 de julio del 2023 en Nueva York, encontrarás información a partir de junio 2023 en la página web oficial.

¿Dónde ver los fuegos artificiales del 4 de julio?

El 4 de julio, los fuegos artificiales de Macy’s se pueden ver desde el hotel o apartamento si tienes la suerte de tener vista sobre el East River en la zona que los lanzan.

Consejo ver fuegos artificiales 4 de julio con niños
Si los vas a ver desde los parques de Brooklyn o Queens, no escucharás el espectáculo musical, pero en las fotos tendrás el Empire State Building. 😉

Macy’s recomienda estar a las 5 para asegurarse un buen sitio para ver el espectáculo. Esto ya depende de tu familia, si preferís hacer la cola de espera y disfrutar de la tarde visitando la ciudad y acercarse hacia al East River al anochecer.

Consejo ver fuegos artificiales 4 de julio con niños
Nosotros en 2022 los vimos desde Brooklyn (Newtown Barge Playground), que era uno de los puntos oficiales. Llegamos en transporte público sobre las 9 de la noche. Los pudimos ver bien sin problemas ni excesiva masificación de gente (los niños no estaban nada agobiados). No estábamos dentro de la zona delimitada, pero pudimos aprovechar de todo el día de turismo y, por la noche, disfrutar del ambiente y el espectáculo pirotécnico. ¡Para nosotros fue un plan perfecto!

Si quieres algo especial, cada año para el 4 de julio se puede reservar cruceros con cena incluida subir a verlos al Empire State Building a partir de $500 u otros observatorios o incluso hacer un tour en helicóptero. Como cada año cambian desde donde lanzan los fuegos, no siempre hay las mismas ofertas.

El 4 de julio siempre hay bastante gente en todos los parques, pero no está saturado (yo me agobio más en el Guggenheim un sábado por la tarde o paseando por Times Square o la Quinta Avenida en verano).

Durante la noche del 4 de julio, al haber disponibles tantas zonas para verlos, la gente se dispersa. En un sitio u otro, terminaréis disfrutando del espectáculo pirotécnico. Con los más peques, recomendamos llevarlos en cochecito.

Para volver al alojamiento, te recomendamos utilizar el transporte público o a pie (si lo tienes cerca). Nosotros a las 11 de la noche ya estábamos todos en casa durmiendo. Por lo tanto, ir a ver los fuegos del 4 de julio es algo especial y no obliga a trasnochar ni alterar la planificación en Nueva York. Al día siguiente podréis madrugar y continuar sin problemas de sueño con la ruta planificada.

Los fuegos y el ambiente es un espectáculo impresionante y si pasáis el 4 de julio en Nueva York, vale la pena acerarse a verlo.

Por cierto, si estáis en Washington de vacaciones el 4 de julio, también hay fuegos artificiales. Allí los lanzan en el National Mall.

Publicaciones Similares