Excursion a Washington con niños - que hacer un dia en Washington

¿Qué hacer en Washington DC en 1 día?

New York y Washington están separadas por unos 360 kilómetros. Es una visita intensa, por la distancia entre las dos ciudades, pero que realizan muchas familias que viajan a Nueva York.

El trayecto se puede realizar en bus, tren o avión o coche de alquiler. En este artículo te contamos las opciones más rápidas y económicas para viajar de Nueva York a Washington.

Una vez que ya has hecho el punto anterior y ya tienes los trayectos reservados., ¿qué visitar en un día en Washington con niños?

10 imprescindibles de Washington con niños

La mayoría de los museos y entradas a monumentos de Washington son gratuitos o con un precio simbólico. Así que, buenas noticias para empezar, en Washington, de museos y otras atracciones, os gastaréis bien poco.

Obelisco del Washington Monument

La visita al Monumento de Washington es una actividad que se puede hacer en una hora aproximadamente. Y que tienes que reservar lo antes posible (más adelante te contamos como hacerlo).

La visita incluye la subida al mirador del monumento de Washington, con vistas desde 152 metros de altura a los 4 lados.

El Monumento a Washington es un tributo y símbolo de los Estados Unidos al liderazgo militar, la habilidad política y la sabiduría de George Washington. Construido con mármol, granito y gneis, el monumento es la estructura de piedra independiente más alta del mundo, con una altura de 169 metros.

Las vistas desde el mirador, la bajada en ascensor y las explicaciones de los trabajadores es un tour que vale mucho la pena. El precio es tan simbólico que es uno de los mejores chollos de la ciudad (junto con los museos gratuitos). Una vez subís al reducido mirador, podéis estar 5 minutos o 3 horas, no hay límite.

Imprescindible reservar anticipadamente, en especial en temporada alta. El espacio es bastante limitado, las entradas se liberan 30 días antes y suelen desaparecer muy rápido. Únicamente cuesta 1$ por persona, pero sin reserva, no se puede entrar.

Este mirador mola mucho ya que, además de su historia, permite ver la magnitud de Washington sin tener que desplazarte por ella.

Enlace reserva entradas Washington Monument.

A menudo solo abren reservas bajo el nombre de «Washington Monument Large Group Tour». Nosotros y otros conocidos las hemos reservado y utilizado sin problemas, aunque seais una familia de 3 o 4 miembros.

Patear el National Mall (o hacerlo en bus, patinete)

El National Mall de Washington es un gran parque nacional de forma rectangular y totalmente plano donde están la mayoría de atracciones turísticas de la ciudad: monumento a Washington (también conocido como el Obelisco), monumento a Lincoln, Martin Luther King Jr, el Capitolio, el mausoleo del General Grant y los museos Smithsonian.

En este parque, muy cuidado y amplio, también se celebra el 4 de julio, Día de la Independencia, con fuegos artificiales.

Caminar por el National Mall se puede hacer por libre (lo más habitual) o apuntarse a un free tour por el National Mall con DC by Foot, una empresa que organiza visitas guiadas y gratuitas a pie (con propina), donde además de pasear, te explican la historia de la ciudad y un montón de datos importantes y anécdotas.

Otra opción para no caminar es subir al bus DC Circulator y dar una vuelta completa a todo el Mall por solo 1 dólar por persona. Duración del trayecto: unos 30 minutos. Para desplazarte por el Mall también se puede utilizar un patinete eléctrico (más adelante te hablamos de cómo moverse por Washington con niños).

Capitolio de Washington

El Capitolio es el edificio donde se reúne tanto el Congreso como el Senado de Estados Unidos. Es uno de los edificios que domina el Mall y lo veréis durante gran parte de vuestro día en Washington.

En nuestra última visita, enseñamos antes de ir a nuestro hijo mayor imágenes del asalto al Capitolio en enero de 2021 y así, aprovechamos para hablar un poco sobre la historia.

Es un acontecimiento sensacionalista, pero que hace se despierte el interés de los niños por el Capitolio y las decisiones que allí se toman.

Si os interesa mucho ver el tour del Capitolio, ya es posible volver a visitarlo previa reserva. En el Capitolio, la visita es gratuita. En hacer la visita podéis tardar unas 2 horas.

Si vais a Washington DC con niños pequeños, creemos que no es imprescindible entrar.

Valorar el interés de vuestros hijos por esta visita. O que entre solo un adulto que tenga mucho interés y el resto de la familia estar visitando otra cosa por la zona.

Si viajáis de martes a sábado a Washington, podéis reservar entradas para ver la Biblioteca del Congreso. La reserva y visita también es gratuita.

Antes un pasillo comunicaba del tour del Capitolio a la biblioteca, pero postcovid, no sabemos si es posible.

Museo de Historia Natural

Es el segundo museo más visitado de Washington, justo por detrás del museo del Aire. Tiene el honor de ser el museo de historia natural más grande del mundo.

Entre las piezas y secciones más destacadas: el increíble diamante de la esperanza en el salón de geología, el pabellón de las mariposas, la sala de los dinosaurios o el origen de la humanidad.

Si en el de Nueva York te da la bienvenida un dinosaurio enorme, aquí lo hace un elefante.

A nosotros el museo de historia natural de Washington es de nuestros favoritos: no es nada viejuno y hay muchas exposiciones interactivas, explicaciones actuales y muy pensadas para que las entiendan los niños.

El museo de Historia Natural recomendamos pasar más o menos tiempo en función del interés y si vais a visitar o no el Museo de Historia de Natural de Nueva York. Es posible hacer una exploración rápida de algunas salas durante una o dos horas.

Abre de 10 a 17:30h, la entrada es gratuita.

Museo nacional del Aire y el Espacio

Cerrado por renovaciones, está previsto que a partir de otoño de 2022 vayan abriendo progresivamente diferentes salas.

Es el museo más visitado de Washington y uno de los más interesantes para ir con niños.

Solo este museo y su increíble colección de aviones y artefactos espaciales, ya bien vale la pena el viaje de Nueva York a Washington. El museo nacional del Aire y el Espacio de Washington deja sin palabras a niños y adultos.

Cuando está en funcionamiento, mismo horario que el resto de museos Smithsonian’s, de 10 de la mañana a 5 y media de la tarde. Pertenece al Instituto Smithsonian, así que también es gratuito.

Si os tenéis que conformar con una visita rápida por falta de tiempo y os interesa este tipo de museos, el Museo Intrepid de Nueva York es una pasada. De nuestros museos favoritos de Nueva York con niños.

Museo de Historia Americana

El Museo de Historia Americana es un museo bastante divertido e interactivo para visitar con niños, con multitud de objetos sobre la historia de Estados Unidos y las diferentes culturas que conviven.

Como el museo de Historia Natural, es enorme, pero puedes hacer una exploración rápida de 1 o 2 horas. Para los no estadounidenses, creemos que la planta más espectacular con niños es la inferior.

Toda la familia podéis aprender sobre la historia americana a través de la cultura, el entretenimiento y las artes. Hay mucho que ver y lo mejor es que todas las exposiciones incluyen piezas enormes.

Superhéroes, medios de transporte (puedes subir a un metro y ver todo tipo de transportes), monedas, la historia detrás de la bandera, los presidentes de Estados Unidos, los vestidos de las primeras damas, la comida, los muppets, ordenadores, inventos…

Los más peques también disfrutarán en el Wonderplace de Wegmans, una exposición educativa interactiva, y en el Laboratorio Spark!, donde pueden experimentar e inventar. Consultar horarios de estas actividades.

Museo gratuito y abierto de 10 a 17:30.

Casa Blanca

Residencia del presidente de Estados Unidos y su familia.

La Casa Blanca está muy céntrica y es fácil de hacerle fotos (desde fuera). A mí me sorprendió, pero a los niños les hace gracia verla, ya que han escuchado hablar de ella en alguna ocasión y saben que allí vive el presidente de los Estados Unidos. Y también les impresiona ver toda la seguridad que la rodea.

No hay ningún problema en hacer fotos de la Casa Blanca por fuera, pero para visitarla se tiene que solicitar a través de un representante político y creemos incluso ser ciudadano de Estados Unidos. Nunca lo hemos hecho, así que no podemos decirnos cómo funciona el proceso.

Cementerio de Arlington y tumba del soldado desconocido

Arlington es un museo militar, con tumbas de cientos de soldados que han participado en distintas guerras. Es la atracción más alejada, está justo al otro lado del río Otomac, y que, en caso de que lo queréis visitar, representará renunciar a museos u otras visitas.

Impresiona porque no se parece en nada a los cementerios europeos.

Podéis dar una vuelta por el cementerio e ir a ver las dos tumbas más populares: la de John Fitzgerald Kennedy (está en el memorial Abraham Lincolm) y la tumba del soldado desconocido con el cambio de guardia, así como el monumento a Iwo Jima.

Desde el cementerio de Arlington se pueden tener buenas vistas del Pentágono, y el Mall (monumento Lincolm, Washington y de fondo el Capitolio).

Si decidís ir a visitar este museo, deberéis renunciar a algún museo. Una visita rápida y el trayecto ida y vuelta hasta el museo son unas 2 horas.

Memorial de Lincolm

El Lincoln Memorial es un homenaje al presidente de los Estados Unidos Abraham Lincolm y una de las atracciones turísticas más populares de Washington.

El monumento a Abraham Lincoln contiene una estatua del presidente de casi 6 metros de altura, así como una inscripción de su discurso de Gettysburg, uno de los más famosos en la historia de Estados Unidos.

El Lincoln Memorial está abierto las 24 horas del día, todos los días del año. Los guardabosques están de guardia de 9:30 am a 10 pm todos los días.

Te recomendamos visitar este memorial aprovechando las horas en que los museos estén cerrados. 😉

Si ves no te drará tiempeo, otra opción es verlo al subir al Washington Monument sin necesidad de acercarse.

Monumento de Martin Luther King Jr.

Construido en 2011, es el monumento más reciente del National Mall y el primer memorial del Mall homenajea a una persona de color.

¿Conocen tus hijos al activista afroestadounidense de los derechos civiles Martin Kuther King? Una oportunidad para hablar de todo lo que hizo, leer sus palabras y apreciar la arquitectura del monumento.

Su dirección oficial es 1964 Independence Avenue SW, en honor a la Ley de Derechos Civiles de 1964, una legislación histórica en la que Martin Luther King desempeñó un relevante papel.

Georgetown

El distrito histórico de Georgetown es una zona bonita de pasear, de ir a disfrutar de una cena, ya que está repleta de restaurantes. Es una calle con casas bajas muy pintorescas.

Georgetown suele gustar más a los adultos que a los niños y, en especial, tiene más encanto y ambiente por la tarde y al anochecer. Recomendable ir si hacéis noche en Washington.

Dónde comer en Washington DC con niños

Posiblemente, si solo pasáis un día en Washington, lo mejor es comer en los alrededores del Mall, en algún museo, puesto de comida rápida o, llevar preparado el pícnic en la mochila. Y también tenemos un lugar genial por si llueve, hace frío o mucha calor 😉

En los alrededores del Mall y en especial cerca de las entradas de los museos, hay muchísimos carritos de comida… Si hace buen tiempo, te recomendamos utilizar uno de estos carritos y no complicaros más la vida. Comeréis rápido (podéis sentaros por el Mall y aprovechar para descansar).

En la zona de Union Station en los alrededores de la estación de tren, hay varios locales para comprar comida, así que podéis comprar allí alguna cosa para el viaje de vuelta o si, durante la hora de la comida estáis por allí.

Justo al lado del parking del bus donde llega el Flixbus hay un hipermercado Safeway, que también tienen comida preparada para llevar. Esto para los previsores que llegáis en bus.

El pícnic en la mochila es otra muy buena opción, en especial si estáis en Nueva York en un apartamento). Y después, se pueden comprar helados, cafés o alguna cosa de picar por allí.

En todos los museos hay fuentes de agua y lavabos. Así que recomendamos llevar una botella de agua reutilizable. En todos revisan mochilas al entrar, pero no ponen problemas por llevar comida o bebida.

Si está lloviendo o es invierno y hace un frío horrible, muy cerca del National Mall, la Casa Blanca y los museos Smithsonian, te dejamos nuestro sitio favorito. El Ronald Reagan Building and International Trade Center (1300 Pennsylvania Avenue) se llega en menos de 5 minutos a pie desde el Museo de Historia Natural. Nosotros lo descubrimos por accidente un día que llovía.

Es un gran edificio donde se tiene que pasar un control muy rápido estilo aeropuerto, bajas unas escaleras y, en el sótano, hay un Food Court con espacio para 1.000 personas con toda variedad de comida rápida y unos menús a precios bastante económicos (pizza, hamburguesas, bocadillos, sushi, pasta, para merendar….). Allí comen muchísimos grupos de estudiantes de viajes organizados.

¿Cómo desplazarte por Washington?

Las distancias parecen pequeñas, pero en realidad, son grandes. Y más si viajas en verano y con niños pequeños.

En la zona del Mall hace calor húmedo en verano y la sombra brilla por su ausencia en algunas zonas y horas del día.

Si os vais a centrar en los museos y monumentos que están en la zona del Mall (que es lo más habitual y recomendable), nuestra recomendación en Washington es caminar a casi todas partes. Pero tal vez en algún momento del día, necesitáis una alternativa. A continuación te dejamos las que conocemos.

El autobús circular de Washington: Circulator

En Washington hay las líneas regulares y el bus circulator. El circulator nos parece el medio de transporte perfecto para los turistas porque hay una línea que da la vuelta completa al National Mall. Muy interesante para ver las zonas más alejadas.

Cada trayecto del bus circulator cuesta solo $1. Niños menores de 5 años gratis y los jubilados pagan solo 50 céntimos.

Atención llevar el importe exacto, ya que, el bus circulator de Washington acepta monedas y billetes de un dólar sin dar cambio. El conductor no lleva dinero en efectivo.

También se puede comprar una tarjeta SmarTrip Card, darse de alta y recargarla. Pero, si te somos sinceros, para un día no lo vemos muy práctico.

Consejo viajar a Washington con niños
Para que no se agobien en los desplazamientos, hacer las atracciones del Mall en orden. Empezar por una esquina, lo más próximo a la estación de tren/bus es el Capitolio (se llega en unos 15/20 minutos) e ir avanzando. Podéis utilizar el Circulator para dar una vuelta completa (cuando ya los veas cansados) o sin fuerzas al mediodía.

Patinete eléctrico

Se pueden alquilar patinetes eléctricos y usar por la ciudad. Esto es muy práctico si viajáis a Washington con niños a partir de 10/12 años o adolescentes.

El patinete ofrece libertad y al mismo tiempo acertarte a atracciones y monumentos de forma muy rápida.

El metro en Washington

El metro de Washington posiblemente no lleguéis ni a entrar al no tener alojamiento. Hay una excepción: si en vuestra lista de imprescindibles está visitar el cementerio de Arlington y no queréis ir a pie.

Taxis en Washington DC

Para un desplazamiento corto hasta la parada de tren o bus y, a partir de 3 personas, a veces sale más a cuenta un Uber, Lyft o taxis oficiales de la ciudad. Llevar instaladas las aplicaciones.

Y hasta aquí guía de Washington en un día con niños. Es una ciudad con grandes monumentos y que no tiene nada que ver con Nueva York. Sí, es un día muy intenso que, si podéis, también recomendamos dedicarle dos jornadas para ir más relajados.

Publicaciones Similares