Compartir lecturas en familia - Fomento lector en el hogar

Lectura dialógica: qué es, beneficios y cómo empezar

La lectura dialógica consiste en leer CON los niños en lugar de leer A los niños. Esta diferencia de preposición, de utilizar el CON en lugar el A es lo que marca la diferencia.

La lectura dialógica la podemos definir como una lectura compartida entre el adulto y el niño, donde el menor es quien explica la historia al adulto. Está muy estudiada con pre-lectores.

Beneficios de la lectura dialógica

  • Los niños que han realizado lectura dialógica están por delante en el desarrollo del lenguaje que los niños a los que se les ha leído tradicionalmente.
  • Mejora de comprensión lectora
  • Actividad de fomento lector, los niños desarrollan un mayor amor por los libros y la literatura.
  • Desarrollan la capacidad de leer un texto, comprender el significado y reflexionar. Son más capaces de hablar sobre libros.

La lectura dialógica no es algo nuevo, tiene más de 30 años, fue creada por los doctores C.J. Lonigan y G.J. Whitehursten en el año 1988 y que han continuado estudiando e investigando en años posteriores.

La lectura dialógica es:

  • Interactiva.
  • Orientada a niños y niñas de cualquier edad y nivel educativo.
  • Efectiva con textos de ficción y no ficción.
  • Centrada en el menor.

La lectura dialógica no es:

  • Escucha pasiva.
  • Centrad en el adulto, ya sea el padre, madre o personal docente.
  • Mecánica.

En una sesión típica de lectura con niños que no saben leer, la persona adulta lee y el niño escucha. Esto se da tanto en casa como en el aula. En la lectura dialógica, la persona adulta ayuda al niño a convertirse en el narrador de la historia. La persona adulta se convierte en quien escucha, quien interroga, plantea preguntas y se convierte en la audiencia del niño.

La lectura dialógica implica que el lector entiende el libro, que lo ha interpretado, ha reflexionado sobre él y extraído conclusiones. La persona adulta ayuda durante este proceso. No es necesario que el niño sepa leer ya que puede interactuar a partir de lo que ve en las ilustraciones.

Esto parte de la idea de que, para que un niño o niña aprenda a leer, lo mejor es participar activamente en la lectura. Porque la mejor forma de aprender a hacer algo no es simplemente observando, hay que hacerlo.

¿Cómo realizar la lectura dialógica?

La lectura dialógica funciona con libros que los niños y niñas ya conocen, así que se recomienda no hacerlo con una lectura que se está descubriendo por primera vez. Como a los prelectores, les encanta releer los libros, es fácil ponerla en práctica. 😉

La técnica básica de lectura dialógica se basa en la técnica P.E.E.R, que es secuencial. Aquí es donde la persona adulta:

  • P: Pide al niño o niña que diga algo sobre el texto a partir de unas sugerencias.
  • E: Evalúa la respuesta.
  • E: Ensancha o amplia la respuesta del niño reformulándola o agregando información
  • R: Repite las indicaciones para ver si el niño ha aprendido de la expansión

Ejemplos de estímulos o prompts en la lectura dialógica

En la lectura dialógica se utilizan una serie de estímulos o sugerencias (prompts en inglés) que los adultos ofrecen al menor. Hay de 5 tipos y en inglés están organizados bajo el acrónimo C.R.O.W.D. y así recordarlos más fácilmente.

C – Completion prompts

Se pide a los niños y niñas que rellenen un espacio en blanco en una lectura. Por lo general, se usan con historias con rima o frases repetitivas.

R: Recall prompts

Se les pide a los niños que digan con sus propias palabras lo que ha sucedido hasta ahora en la historia o texto. También se les puede pedir que hablen sobre una historia que ya hayan leído. Las indicaciones ayudan a comprender un texto o recordar eventos. Por ejemplo: ¿Qué le pasó al niño? ¿Qué es lo primero que vio la niña? ¿Quién encontró el libro?

O: Open-ended prompts

Por lo general, se pide a los niños que se concentren en las imágenes que acompañan a un texto. Esto se trabaja mucho en álbum ilustrado. El objetivo es que se den cuenta de los detalles y comprueben la comprensión a través de las imágenes.

W: Wh-prompts

Estas indicaciones suelen ser preguntas que comienzan con WH en inglés: qué, dónde, cuándo, por qué y cómo. Se pide a los niños que busquen una respuesta correcta específica. Por ejemplo: (señalando una imagen) ¿Quién es? ¿De qué color es su vestido? ¿Qué come este animal? ¿Como está el clima?

D – Distancing prompts

A los niños se les hacen preguntas que les ayudan a reflexionar sobre sus propias experiencias, basadas en la información del texto. Ayudan a los niños a formar una conexión o puente entre un texto y el mundo real. Por ejemplo: ¿Cómo celebras tu cumpleaños? ¿Qué habrías hecho si hubieras perdido tu libro? ¿Cómo te sentirías si eso te sucediera?

Consejos para que una lectura dialógica funcione

  • La sesión tiene que ser divertida y acogedora. No es un examen.
  • Leer libros que quieran los niños, sobre temas que les interesen
  • Combinar la lectura dialógica con lecturas por parte del adulto.
  • Variar los tipos de estímulos (prompts) que se les dan a los niños.
  • Releer textos que más les gustan
  • Anime a los niños a ser creativos en sus respuestas.

¿Se puede practicar la lectura dialógica en casa?

La lectura dialógica es muy adecuada para hacer uno a uno, al ser lectura compartida y donde es más importante la conversación que la práctica de la narración oral o la entonación. Te dejamos un estudio de Andrea A. Zevenbergen, profesora de psicología especializada en la investigación de la lectura dialógica, sobre el uso de la lectura dialógica en familia. 

La lectura dialógica es mucho más que la rutina del cuento de buenas noches, es una actividad complementaria. La lectura dialógica es muy flexible. Permite que el narrador y oyente intercambien sus posiciones.

¿Te animas a practicar la lectura dialógica en casa?

Bibliografía:

Dialogic Reading: A Shared Picture Book Reading Intervention for Preschoolers by Andrea A. Zevenbergen and Grover J. Whitehurst

What is dialogic reading from Cambridge University.

Publicaciones Similares