Trucos decorativos para promover un ambiente lector en el hogar

4 trucos decorativos para crear un ambiente lector en casa

Trucos decorativos para promover un ambiente lector en el hogar

¿No sabes cómo crear espacios de lectura en casa o dónde colocar los libros infantiles para que lean más? Si quieres ver a tus hijos leyendo por casa y no quejándose de que se aburren o que quieren siempre cualquier actividad con pantallas, te cuento nuestros 4 secretos decorativos.

Aviso: no están comprobados según un método científico ni nada pero a nosotros nos funcionan para fomentar la lectura en casa

– Libros al alcance de su mano.
– Libros al alcance de su vista.
– Renovación y variedad de libros.
– Rincones de lectura.

Libros al alcance de su mano

Libreria infantil baja - trucos decorativos para fomentar la lectura en el hogarEs fundamental que los niños puedan coger los libros, que no los tengan que pedir. Sus libros deben estar en todo momento a su alcance, ya sea en estanterías bajas o cestas. Cuando son bebes, es ideal tener una cesta con libros de cartón o tela en el suelo. Que los puedan tocar y morder siempre que quieran, es su primer contacto con la lectura. A medida que son más mayores, los libros pueden subir de nivel pero siempre al alcance de su mano. ¿Conoces los tres objetos mágicos para que tus hijos lean más?

Libros al alcance de su vista

Estanteria infantil blanca para libros y revistas - Estilo nordicoEl truco principal aquí no solo es que puedan coger los libros sino que vean las portadas. Pon las portadas hacia adelante y ya verás como incrementa las veces que cogen esos libros destacados. Este recurso no es un invento mío (es la estrategia de producto y lo verás aplicado en muchísimas bibliotecas y librerías). Sirve una estantería estrecha como la de la foto, una cesta de mimbre, una estantería con ruedas, un portacuadros, el cubrerradiador, alfeizar interior de la ventana… Además todos tienen una doble función de almacenaje y exposición.

Renovación y variedad de libros

Libreria con comics infantiles y juvenilesSi en casa tenéis pocos libros y siempre son los mismos, los niños se aburren de ellos y dejan de prestarles atención, casi forman parte de la decoración. No hace falta comprar libros cada semana, recuerda que la biblioteca presta libros, muchos libros y reciben novedades mensualmente. Renueva los libros infantiles que están más al alcance de su vista y ya verás como los consultan.

  • Un truco: nosotros creamos pequeñas exposiciones temporales temáticas con libros, muñecos y manualidades en una esquina de la cómoda de su habitación: Navidad, Halloween, de las estaciones, espacio, Lego… Las posibilidades son infinitas y se convierte en un juego.

Rincón de lectura

Rincon de lectura en biblioteca o casaNo soy muy partidaria de los rincones de lectura. Para mi, cada niño decide en cada momento donde prefiere leer (siempre que no moleste a otra persona). Muchos niños no tienen asociada la lectura a una habitación o espacio. Si el sillón reclinable, la cama de su habitación o el rincón bajo la ventana no está disponible, se van a otro lugar sin problema.

Lectura a todas horas, por todas partes

Tanto si tienes un piso pequeño, vives en una enorme casa de campo o quieres promocionar la lectura mientras estáis de vacaciones sin gastarte un euro, es posible con unos pequeños ajustes y detalles decorativos. El truco es que en tu casa se respire un buen ambiente en torno a la lectura.

¿Qué edad tienen tus hijos? ¿Dónde les gusta estar? ¿En que rincón prefieres leer tú leerles en voz alta? Piensa en eso cuando adaptes tu hogar para crear un ambiente lector. Todas las casas tienen uno o dos sitios donde están más los niños, contigo o por separado (atención que pueden cambiar entre invierno y verano si tienes jardín). Allí deberías tener libros infantiles.

Por ejemplo, en mi casa con dos niños de 4 y 8 años, la sala de estar es el lugar clave del hogar. Un espacio compartido para desayunar, comer, pintar, escuchar música, jugar, hacer manualidades, ver la tele, yo trabajar y muchísimas veces leer. En nuestra sala de estar ahora hay una parte importante de los libros infantiles de mis hijos, el resto están en su habitación y alguno más por otros rincones de la casa.

Como ves, no hace falta gastarse apenas dinero, solo poner al alcance de los niños los libros y estanterías que ya tengas por casa.


Si eres un escuela o asociación de familias y estás interesada en una formación a medida con estrategias para potenciar la lectura en casa, beneficios de lectura en voz alta, crear una biblioteca en casa y fomentar las conversaciones literarias y críticas, te dejamos nuestros talleres y charlas de fomento lector.

Publicaciones Similares