El rol de la familia en la promocion de la lectura

10 hábitos para fomentar la lectura en casa

Los padres, hermanos, abuelos y personas cercanas a los niños tenemos un papel vital en la promoción de la lectura. Es importante para cualquier menor crecer en un entorno familiar donde los libros no son una obligación escolar sino una fuente de placer y conocimiento.

Veo campañas y acciones de promoción lectora en centros escolares y bibliotecas, pero creo que necesitamos más políticas de fomento lector que tengan en cuenta el hogar y la familia, ya que desempeñan un papel fundamental.

Y sobre todo, un plan de acción orientado a familias no lectoras, ya que muchísimos niños y niñas no van nunca a la biblioteca con su familia.

Los padres necesitamos acciones que motiven a padres no lectores o lectores ocasionales a crear un ambiente lector en casa, aunque no eduquen estrictamente con el ejemplo. Así como vemos campañas promoviendo una alimentación sana, lactancia materna o práctica del deporte en edad infantil o juvenil.

Los padres tenemos una obligación, dar libertad a nuestros hijos para leer aquello que más les guste. No subestimar sus opciones de lectura. A partir de aquí, no todo será un camino de rosas.

10 cambios que las familias podemos implementar para fomentar la lectura en el hogar

  1. Si tu lees, ellos leen. Los padres somos un modelo a imitar. Vamos un paso más allá, si tus hijos te ven con libros infantiles y juveniles, cómics o de ilustración, ellos se acercarán a mirarlos contigo. Hace unos días me estaba leyendo Super Sorda y mi hijo me preguntó de qué iba, le explique y me lo robó de las manos. Dos horas más tarde me lo devolvió para que yo pudiese acabarlo 😉
  2. Asistir en familia a festivales literarios, semanas del libro, club del libro infantil, talleres o celebraciones relacionadas con la literatura infantil. Hay muchísimos, en fin de semana y la mayoría son gratuitos. Festival FLIC es un ejemplo. Entre semana, en las bibliotecas hacen muchas actividades infantiles. Las librerías también hace tiempo que se están poniendo las pilas con actividades literarias para niños de lo más interesantes, no te olvides de comprar un libro cuando pases por ellas 😉
  3. Organizar en casa actividades de lectura: lectura en familia, en silencio, lecturas en voz alta, fiestas de la lectura. Recuerda que también se pueden leer cómics, revistas, el diario o escuchar audiolibros.
  4. Llevar siempre una lectura en el bolso cuando salgas de casa. Ya sea en el transporte público o esperando en la consulta del médico. Siempre hay diez minutos muertos que se pueden aprovechar para leer. No te olvides de meter en el bolso también el libro de tu hij@ 😉
  5. Suscripción a revistas infantiles o libros. ¿Conoces las cajas literarias de Oks & Bo?
  6. Buen ambiente de lectura en casa. ¿Sabías que hay 3 objetos mágicos para tener niños lectores?
  7. A los niños les encanta conocer su pasado, piensa en tener por casa libros en tu lengua materna y herencia cultural. ¡Es importante compartir y transmitir tus orígenes y tradiciones de tu zona de origen con los niños! Tal vez tus padres guardan algunos libros de cuando eras peque y te los pueden enviar. Así como explicarles los libros que tú leías de peque.
  8. Aparecer con libros en casa cualquier día del año. Está genial regalar libros en Sant Jordi, Navidad o cumpleaños, pero lo tenemos que llevar más allá y no vincular solo la compra de libros con fechas especiales, es recomendable que puedan crear una relación especial con sus libros favoritos y que además son de su propiedad. Entiendo que no siempre se pueden comprar todo lo que queremos, aquí, ¡bibliotecas al rescate!
  9. Compartir lecturas y hablar con tus hijos de tus libros favoritos cuando eras pequeña (y enseñárselos si guardas alguno), de la librería donde ibas a comprarlos o de ese librero y sus recomendaciones que todavía recuerdas.
  10. Limitar el tiempo y uso de internet, móviles, tablets, televisión y pantallas digitales en el hogar. Especialmente de actividades no activas con pantallas. Y esto debería afectar a todos: adultos y niños. Entre escuela, extraescolares, parque, trabajo…no estamos tantas horas al día en casa y, ¡hay que buscar de forma activa un tiempo para la lectura! Cuando estamos leyendo, mucho mejor tener el móvil en otra habitación o en modo silencio.

Constancia y paciencia. Todos tenemos muchos frentes abiertos, los niños un montón de actividades y entiendo que ya no te imaginas sacando horas adicionales de tu agenda semanal para dedicarlas a la promoción de la lectura en el hogar.

Pero no es necesario una revolución, con solo 15 minutos al día dedicados a la lectura compartida son un montón de horas al año de lectura (y con todos sus beneficios).

Si la tele, el cine y los videojuegos son divertidos, los libros también. La lectura tiene que calar hondo en el hogar. En casa hemos ido aplicando estos hábitos, fórmulas o estrategias poco a poco. Nos están funcionando y todos disfrutamos con la lectura cada día más. Con una pizca de constancia y mucha paciencia, ya verás como en nada os convertiréis en una familia lectora.


Si eres una escuela o asociación de familias y estás interesada en una formación a medida con estrategias para potenciar la lectura en casa, beneficios de lectura en voz alta, crear bibliotecas en casa y fomentar las conversaciones literarias y críticas, puedes escribirnos a raquel@aldealibros.com

Publicaciones Similares