10 razones para leer en voz alta con los ninos y jovenes

10 razones para leer en voz alta en casa

Leer en voz alta es algo maravilloso y un ritual en muchas casas. Ya sea el cuento antes de ir a dormir, mientras esperas en la consulta del médico o en un viaje en tren. ¡Son todo beneficios!

Hacia los 6-8 años, cuando aprenden a leer y se vuelven más autónomos, los padres les decimos que vayan a leer solos y abandonamos nuestro rato de lectura compartida. ¿No es una lástima? Porque al leer con nuestros niños, estamos compartiendo un rato y creando un vínculo emocional. Y ya sabes que a tus hijos les encanta estar un rato contigo, por pesados que a veces seamos todos los padres.

Razones por las que es importante leer en voz alta a tus hijos mayores:

Ayuda a los niños enfrentarse a situaciones de estrés o ansiedad

Puede que estén viviendo un momento complicado y encontrar personajes con los que se identifican o leer libros con los padres en los que se tratan estos temas delicados, puede ser una gran ayuda.

«Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro», Emily Dickinson

La lectura te transporta a lugares y momentos que nunca han visitado, ampliando su mundo y el tuyo. Prehistoria, Egipto, Guerras Mundiales, la Revolución Industrial, el Himalaya, la época de los Dinosaurios, el fondo de mar, multitud de países, mundos fantásticos…

Refuerza una asociación positiva con los libros y la lectura por placer

Leer en voz alta es una de las cosas más importantes que como padres podemos ofrecer a nuestros niños. Si nos ven leer (y a nosotros también con un libro) lo relacionan con una actividad de ocio y familiar, un tiempo para disfrutar juntos. Aleja el libro de las obligaciones escolares.

Ayuda a ampliar su vocabulario

Tal vez si leen solos el libro se saltan las palabras difíciles. Leyendo nosotros se lo podemos preguntar ¿sabes que significa tal? O les puedes exponer a lecturas con un vocabulario más complejo. Yo he descubierto que mi hijo mayor cuando lee solo muy pocas veces se cuestiona el significado de nuevas palabras pero cuando leo yo, si que me va parando y preguntando. Los niños no tienen el mismo nivel de comprensión cuando leen ellos mismos que cuando les leemos nosotros. Entienden mas cuando les leemos que al hacerlo ellos solos.

Descubren temas más avanzados o que por ellos mismos no se interesarían

Hay tanta oferta de libros infantiles y juveniles increíbles que es complicado escoger. Yo disfruto mucho leyéndoles por la noche biografías, leyendas o historias de grandes personas que cambiaron el mundo. En la biblioteca ellos no los tienden a seleccionar.

Es un efecto gancho para que se enamoren de nuevos autores y personajes

Si yo creo que una serie de libros o un autor les puede gustar mucho a mis hijos pero por lo que sea, ignoran el libro, me siento y empiezo yo a leer el primer capítulo. En nada, ya los tengo enganchados.

Aprenden como se lee bien en voz alta

Cuando lees a los niños, tu no lees del tirón a ver quien dice más palabras en un minuto. Haces pausas y puntos, la inflexión de tu voz cambia en preguntas o exclamaciones. Estás modelando el lenguaje y ellos lo aprenden, por imitación. Y no hace falta ser actor de doblaje ni cuentacuentos.

Los libros ayudan a desarrollar la empatía y que entiendan muchos conceptos sin vivirlos en primera persona

No todo lo pueden experimentar y los niños son muy curiosos con todo tipo de temas y conceptos. Los libros son perfectos para compartir padres e hijos, les puedes ampliar el tema, solucionar dudas o debatir sobre el mundo y personas que les rodean.

Crea conversaciones muy interesantes con los niños

Los libros son una puerta increíble para iniciar conversaciones con tus hijos. Algunas previsibles y otras para las que no estás preparado, y que no tendrás todas las respuestas pero es un placer intentarlo y descubrir juntos cosas nuevas.

Fortalece el vínculo con tus hijos

Hay recuerdos de la infancia y adolescencia que se quedan para siempre en la memoria. ¿Qué te parece que uno de ellos sea los libros compartidos con tus hijos? El tiempo pasa volando, aprovecha para compartir vuestro momento, aunque solo sean 15 minutos al día.

¿Te he convencido para no abandonar la lectura en voz alta con tus hijos?


Si eres una escuela o asociación de familias y estás interesada en una formación a medida con estrategias para potenciar la lectura en casa, beneficios de lectura en voz alta, crear bibliotecas en casa y fomentar las conversaciones literarias y críticas, puedes escribirnos a raquel@aldealibros.com

Publicaciones Similares